Especialistas en pisos en alquiler

Cómo ahorrar en tu factura de la luz

bombillas luz

enero 14, 2019 • Casas ecológicas, Destacados

¿A ti también te preocupa tu factura de la luz? ¿Y no sabes cómo gastar menos? Aquí te damos unas ideas.

Ahorrar en tu factura de la luz no es fácil, pero si es posible. Solo tienes que leer los consejos que te damos abajo y ponerlos en práctica.

Analiza qué potencia necesitas

Coge tu último recibo de la luz y fíjate en la potencia que tienes contratada. Verás que siempre pagas por el consumo que hayas hecho (término de energía) y un fijo por la potencia contratada (término de potencia). La potencia la pagas siempre, tengas o no encendida la luz. Por eso, debes contratar sólo la potencia que necesitas, nada más.

¿Cómo saber qué potencia necesitas? Lo normal es contratar 3,3 kw teniendo en cuenta que usas unos 100 w en iluminación y gastas otros 3.000 en electrodomésticos (lavadora, ordenador, tele, nevera …). Por ejemplo, en una casa con la luz encendida, la lavadora en marcha (unos 2.000 w) y un consumo de otros 1.000 w en electrodomésticos estaría utilizando una potencia de 3,1 kw. Así que se podría contratar 3,3 kw.

Y para afinar más, puedes hacer la cuenta de cuánta electricidad consume tu casa. Así:

1.- Suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia.
2.- Añade a la suma anterior un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
3.- Divide el total por 3 porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez (Factor de Simultaneidad).

La cantidad que te salga debe ser siempre mayor que el electrodoméstico de máxima potencia pues, de lo contrario, no podrías utilizarlo. Así sabrás mejor qué potencia necesitas. Si tienes contratada una potencia superior puedes pedir una bajada a tu compañía, pero ten en cuenta que las compañías eléctricas pueden negarse a hacer más de un cambio de potencia al año por lo que debes ser prudente al pedir la bajada y también saber que deberás pagar por eso. Y ojo, calcula bien, porque si ajustas demasiado a la baja puede que te salten los plomos cuando tengas todos los aparatos de la casa encendidos.

Escoge tarifa

Casi la mitad de los consumidores sigue teniendo la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), una tarifa que está regulada por el Ministerio de Energía, el resto está en el mercado libre. Antes de pensar en cambiar de tarifa, hay que comprobar si estás en el mercado libre o tienes una tarifa PVPC porque muchos consumidores creen que tienen PVPC pero en realidad están en el mercado libre. Así que lo primero que debes hacer es coger tu última factura de luz y mirar qué tarifa tienes contratada.

Si buscas nuevas tarifas en el mercado libre debes ir con cuidado porque hay enormes diferencias de precios en las tarifas. Normalmente, las tarifas ligadas a la facturación online son las más económicas.

Las recomendaciones de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para conseguir una tarifa que te ahorre dinero son:

1. Optar por tarifas cuyas condiciones no sean revisables al menos durante un año.
2. Descartar las que incluyan servicios adicionales no deseados, como por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago.
3. Optar siempre por discriminación horaria.
4. Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si se puede.

Con estos principios en mente, puedes usar comparadores de energía (luz y gas) para ver qué tarifa te conviene más dependiendo de tus condiciones particulares. Te dejo aquí el comparador de la OCU aquí y el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Revisa tu iluminación

Hay que prestar especial atención a la luz que tenemos en casa porque supone una quinta parte de nuestro consumo eléctrico. Por eso hay que ver qué necesidades de luz tiene cada una de nuestras habitaciones porque no necesitamos la misma cantidad de luz en un dormitorio que en el comedor o baño o cocina …

infografia_iluminacion

Hay distintos tipos de lámparas o bombillas para cada caso.

Bombillas incandescentes: su eficacia luminosa se encuentra entre 12 lm/W y los 20 lm/W. Hay dos tipos:

Lámparas incandescentes: las de mayor consumo eléctrico, más baratas y las de menor duración (1.000 horas). En iluminación, sólo utilizan un 5% de la energía eléctrica que consumen.

Lámparas halógenas: tienen mayor duración y una calidad especial en su luz. Algunas de ellas necesitan transformadores.

Lámparas fluorescentes: su eficacia luminosa oscila entre los 40 lm/W y los 100 lm/W. Existen dos tipos:

Tubos fluorescentes: su eficacia luminosa es mayor que en los incandescentes. Son más caros que las bombillas pero consumen un 80% menos de electricidad que las incandescentes para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre 8 y 10 veces superior.

Los tubos trifósforo o multifósforo proporcionan entre un 15% y un 20% más de iluminación que los estándar para un mismo consumo eléctrico.

Lámpara de bajo consumo: son más caras que las bombillas convencionales pero se amortizan mucho antes de que termine su vida útil (entre 8.000 y 10.000 horas).

Duran 8 veces más que las bombillas convencionales y proporcionan la misma luz, consumiendo un 20% – 25% de la electricidad que necesitan las incandescentes. Su uso es muy recomendable.

Leds: LED significa diodo emisor de luz, utilizados inicialmente para señalización luminosa. El LED para iluminación debe ser de luz blanca y tiene una eficiencia energética de unos 50 lm/W, mejor que la incandescencia, pero aún lejos de las lámparas de descarga, aunque se puede llegar a 150lm/W.

Comparadas con las de bajo consumo, considerando calidad/precio, resultan más convenientes las de bajo consumo para el uso en el hogar.

Además, si mantienes las lámparas y pantallas limpias aumentarás su luminosidad sin aumentar su potencia y si tienes colores claros en paredes y techos aprovecharás mejor la iluminación natural. Pero, sobre todo, no dejes luces encendidas en las habitaciones donde no hay nadie.

ahorro luz con LED

Usa bien tus electrodomésticos

El 62% del consumo eléctrico de un hogar en España se va en los electrodomésticos, según el IDAE. Invierte en ellos si quieres consumir menos luz. Compra los más eficientes porque merecerá la pena a largo plazo.

¿Cómo identificar a los electrodomésticos eficientes? Por su etiqueta. Informa sobre el consumo de energía y agua del electrodoméstico y sus prestaciones. Todos los electrodomésticos deben tener su etiqueta porque es obligatoria. Hay siete niveles identificados por colores y letras. La más eficiente es la A+++ verde fuerte y la menos la D roja.

Si puedes invierte en el electrodoméstico más eficiente porque ahorrarás euros a largo plazo.

Una nevera A+++ te ahorrará unos 670€ a lo largo de su vida útil (unos 15 años) frente a un frigorífico A. Y si hablamos de lavadoras, la Agencia Andaluza de la Energía nos recuerda que una lavadora clase A+++ puede consumir casi la mitad de energía que una de clase D. Esto supone, a lo largo de la vida útil del aparato, evitar la emisión a la atmósfera de más de media tonelada de CO2 y un ahorro de más de 500 euros en la factura eléctrica. Además, se ahorraría el consumo de más de 35.000 litros de agua.

Nevera

nevera

Es el electrodoméstico que más luz consume en casa porque siempre está enchufado.

Consejos:

> No compres un equipo más grande del que necesitas, y mira siempre el etiquetado energético más eficiente para ti.
> No introduzcas alimentos calientes en la nevera. Si los dejas enfriar fuera ahorrarás energía.
> Limpia, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato.

Televisión

TV

La tele es, después de la nevera, el equipo de mayor consumo de luz.

Una forma de ahorrar luz en la tele es no dejarla nunca en stand by. Conecta todos los equipos asociados a la tele (tele, dvd, tdt, router …) en un ‘ladrón’ o base de conexión múltiple. Así será más sencillo apagarlo y ahorrarás más de 40 euros al año.

Lavadora

lavadora

Normalmente en un hogar se ponen de 3 a 5 lavadoras a la semana. Es el tercer electrodoméstico que más energía consume en un hogar.

Por regla general:

• En el lavado, aplica programas de baja temperatura, consumen menos al reducir la energía utilizada en el calentamiento del agua.

• Valora la alternativa de las lavadoras termoeficientes: reducen el tiempo de calentamiento del agua, lo que supone un 25% menos de tiempo en el lavado, lo que a su vez se traduce en un ahorro de energía. Esto es interesante especialmente si se dispone de energía solar térmica para el agua caliente.

Secadora

secadora

La secadora es uno de los electrodomésticos que más energía consume, por eso, es recomendable usarlo sólo en situaciones puntuales. Siempre que puedes tiende tu ropa en el exterior y que ser seque al sol.

Electrodomésticos pequeños

tostadora

Por lo general los pequeños electrodomésticos que realizan acciones mecánicas como batir o trocear, tienen potencias bajas.
Sin embargo, los que producen calor (plancha, tostadora, etc.) tienen potencias mayores y dan lugar a consumos importantes.

Horno

horno

El horno es un gran consumidor de energía al generar calor a altas temperaturas en un periodo muy breve de tiempo. Su consumo en el hogar no es de los mayores ya que se utiliza con menos frecuencia que otros electrodomésticos.

No abras el horno innecesariamente para revisar la comida porque cada vez que lo haces se pierde un mínimo del 20% de la energía acumulada. También puedes apagar el horno antes de finalizar la cocción porque el calor residual será suficiente para acabar el proceso.

No es necesario precalentar el horno para cocciones superiores a una hora. Los hornos con ‘circulación forzada’ reducen su tiempo de cocción, al menos en un 15%.

Lavavajillas

lavavajillas

En muchas ocasiones el uso de este electrodoméstico es más económico (en agua y energía) que el lavado tradicional a mano, siempre y cuando se utilice cuando esté lleno.

El 90% de su consumo energético se produce durante el calentamiento del agua. No obstante, las mejoras tecnológicas han permitido nuevos modelos que reducen el consumo de energía, gracias a los programas económicos y opciones donde se permite seleccionar la temperatura del agua.

Aire acondicionado

conectando el aire acondicionado en casa

Es importante dejarse aconsejar por un profesional sobre el tipo de equipamiento que mejor responda a las necesidades y a las características de las habitaciones a climatizar. Hay muchos elementos que influyen como los materiales constructivos, la orientación y el diseño de la vivienda.

Consejos:

• Fija la temperatura de refrigeración en 26º.
• Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.
• Cuando enciendas el aire condicionado, no ajustes el termostato a una temperatura más baja o más alta de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario.

También es importante que sepas que se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frio y aislando adecuadamente los techos y muros.

Tags:

3 Responses to Cómo ahorrar en tu factura de la luz

  1. Elena dice:

    Quiero renovar mis calefactores, porque tienen muchos años . Tengo uno grande para el salón y dos pequeños para los dormitorios y.el cuarto de baño. A la hora de comprar nuevos ¿Cuáles son los mejores en cuanto a su eficiencia y gasto energético?

  2. Angie dice:

    … firme un contrato de alquiler el 1 de diciembre de 2018, el aire acondicionado no funciona y vamos a entrar a febrero y no me lo han cambiado. ..
    El alquiler de enero lo pague antes que se venciera
    Que debo hacer?
    Hasta q no me pongan el aire no pago el alquiler, no se que hacer…
    Cada semana les escribo para recordar esto del aire y la respuesta es que no tienen respuesta de los técnicos.

  3. PHOLMO dice:

    Angie dejar de pagar el alquiler es la peor de las opciones, si le ponen un desahucio por ese motivo no podrá invocar la avería del aire acondicionado, sería preferible, aunque tampoco es lo más correcto, que pida un presupuesto de reparación y a continuación, con base en ese presupuesto, les comunique fehacientemente que, a la vista de la nula atención recibida a sus reclamaciones, procederá a encargar esa reparación y la descontará del alquiler.
    Para ampliar más o aclarar esta información puede hacerlo al teléfono: 807 520 008 donde recibirá mi atención directa e inmediata (1,21 eur./min. Desde fijo; 1,57 eur./min. desde móvil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>