Especialistas en pisos en alquiler

Los inquilinos en situación de emergencia de la Comunidad Valenciana pueden pedir sus ayudas al alquiler

Valencia

abril 16, 2019 • Ayudas Alquiler, Destacados, Noticias inmobiliarias

Los inquilinos de la Comunidad Valenciana en situación de emergencia habitacional tienen de plazo desde el 19 de abril hasta el 31 de octubre para pedir sus ayudas al alquiler que pueden llegar a cubrir hasta el 80% de lo que pagan por el alquiler de sus pisos. Aquí tienes toda la información.

La Conselleria de Vivienda, Obras Publicas y Vertebración del Territorio ha puesto en marcha las ayudas directas al pago de alquiler para aquellas personas que se encuentren en situación de emergencia habitacional. Así lo publica el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). El límite máximo de la ayuda el el 80% del alquiler.

Cómo son las ayudas al alquiler

En la orden que regula las bases se especifica que la concesión directa de estas ayudas al alquiler se realizará por razones de carácter público, social y humanitario a personas y unidades de convivencia que se encuentren en situación de emergencia habitacional y, para ello, será necesario un informe de los servicios sociales de sus respectivos ayuntamientos que justifique esta circunstancia.

De esta manera, la Generalitat publica por primera vez estas ayudas de carácter directo y no por concurrencia competitiva, para atender a aquellas situaciones especiales de emergencia habitacional, a fin de posibilitar el acceso a la vivienda, o en su caso, evitar su pérdida, tal y como marca el reconocimiento al derecho subjetivo de la vivienda, regulado en la Ley por la Función Social de la Vivienda de la Comunitat.

La cuantía de la ayuda no es un porcentaje fijo sino que se calculará en base a los ingresos que perciban las personas afectadas y el importe que paguen de la renta de alquiler, de forma que el solicitante no tenga que pagar de alquiler un importe que le suponga un esfuerzo superior al 25% de sus ingresos. El límite máximo de ayuda a conceder será del 80% de la renta de alquiler y se han fijado importes máximos distribuidos en diversas zonas de la Comunitat Valenciana.

Las ayudas se tramitarán a través de los ayuntamientos, servicios sociales, así como las mancomunidades, ONG u otras asociaciones representativas que desempeñen una función social en materia de vivienda, por entender que son los organismos más cercanos a la ciudadanía, los que conocen de primera mano las necesidades habitacionales de sus vecinos con problemáticas de acceso a la vivienda o riesgo de pérdida de la misma por falta de pago de alquiler.

Por este motivo, los solicitantes deberán dirigirse a estas entidades quienes se encargarán de pedir la ayuda que se tramitará de forma telemática. Las citadas entidades deberán inscribirse como entidades tramitadoras mediante un trámite telemático sencillo, disponible en la Web de la Conselleria de Vivienda.

El plazo de presentación de solicitudes se iniciará partir del quinto día hábil contando desde el día siguiente al de la publicación de esta orden en el DOGV (12 de abril de 2019) y permanecerá abierto con carácter permanente hasta el 31 de octubre de este año. Es decir, el plazo para presentar las solicitudes va del 19 de abril hasta el 31 de octubre de 2019.

La ayuda se abonará en dos pagos cada 6 meses, el primero a partir de la concesión de la ayuda y el segundo a los 6 meses de la concesión. En 2019 se abonarán las 12 mensualidades completas equivalentes al año natural de la convocatoria.

Importe de las ayudas al alquiler

El importe de la ayuda en concepto de alquiler se establecerá en base al alquiler que conste en el contrato de arrendamiento calculado de acuerdo con lo establecido en los apartados siguientes.

El periodo subvencionable será de doce meses correspondientes al año natural en que se conceda la ayuda, pudiendo destinarse las ayudas al pago de rentas vencidas anteriores al momento de su concesión.

El importe de la ayuda se calculará atendiendo a los ingresos de la persona o unidad de convivencia, de tal forma que la ayuda concedida permita que las rentas de alquiler no supongan un esfuerzo económico mayor del 25% de los ingresos de las personas o unidades de convivencia, y de acuerdo con los límites de rentas de alquiler siguientes:

zonas

La pertenencia de los municipios de la Comunitat Valenciana a cada zona, consta en el anexo II de la presente orden. La cuantía de la ayuda concedida no podrá superar el 80% de la renta de alquiler.

En el supuesto de que la persona o unidad de convivencia no tuviera suscrito contrato de arrendamiento de vivienda en el momento de formalizar la solicitud de la ayuda se presumirá, a priori, para el cálculo de la ayuda una cuantía estimada equivalente al importe máximo mensual del alquiler establecido en la tabla del apartado anterior.

Posteriormente, se realizará el cálculo de la ayuda real que corresponda, en el momento en que se aporte el contrato de arrendamiento suscrito, con la indicación de la renta del alquiler, que determinará la efectiva ayuda que corresponde.

La parte de la renta mensual no subvencionada será abonada por el arrendatario del contrato hasta cubrir el total del recibo.

Quiénes pueden pedirlas

Podrán ser beneficiarias de las ayudas las personas o unidades de convivencia cuando cumplan los siguientes requisitos:

a) Disponer de vecindad administrativa en la Comunitat Valenciana, con mínimo de un año de residencia en la misma, en el momento de solicitud de la ayuda. Este requisito deberá ser cumplido, al menos por las tres cuartas partes de los miembros que conforman la unidad de convivencia.

A efectos de valorar el cumplimiento de este requisito en cuanto a número de miembros que forman la unidad de convivencia, no se computarán como tales aquellos que no estuvieran empadronados con la antigüedad mínima indicada, de acuerdo con lo dispuesto en el párrafo anterior, salvo que estos fueran menores de edad incorporados a la unidad de convivencia por nacimiento, adopción o guarda con posterioridad a la fecha de presentación de la solicitud; no obstante, sí serán tenidos en cuenta, a efectos del cumplimiento del requisito de renta, los ingresos económicos de los miembros de la unidad de convivencia incorporados a la misma con posterioridad a dicha fecha.

Esta circunstancia quedará excepcionada para los casos de mujeres de violencia de género.

b) Ser titular, en calidad de arrendatario, de un contrato de arrendamiento de vivienda formalizado en los términos de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de arrendamientos urbanos, por lo que el/la titular de la solicitud de ayuda deberá coincidir con el/la titular del contrato de arrendamiento. Esta circunstancia deberá ser acreditada de conformidad con lo establecido en las presentes bases.

c) La vivienda arrendada debe constituir la residencia habitual de la persona o unidad de convivencia solicitante de la ayuda. A estos efectos quedan excluidos los subarriendos así como los arrendamientos a los que se refiere el artículo 3 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de arrendamientos urbanos, «arrendamientos para uso distintos de vivienda».

d) No poseer ningún miembro de la unidad de convivencia la titularidad u otro derecho real sobre otra vivienda que les permita disponer del pleno uso de una vivienda estable y habitable.

e) Que la persona arrendataria o cualquiera de los miembros de la unidad de convivencia, no tenga parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad o de afinidad con la persona arrendadora de la vivienda

f) Estar la persona o unidad de convivencia inscrita en el Registro de Demandantes de Vivienda.

g) Acreditar la concurrencia de las dos circunstancias económicas siguientes:

g.1. Ingresos de la unidad de convivencia. Se computará a efectos de los ingresos, el conjunto de los ingresos anuales de todos los miembros que conforman la unidad de convivencia, con relación al número de miembros de la citada unidad, de forma que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad de convivencia no supere el límite de una vez el IPREM anual de 14 pagas, como supuesto general.

Dicho límite será de 1,5 veces o de 2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples para los supuestos en que alguno de sus miembros tenga reconocidas alguna de las circunstancias expuestas en el cuadro siguiente.

g.2. Esfuerzo renta de alquiler. La renta del alquiler resulta superior al 50 % de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad de convivencia como supuesto general.

Este límite será del 40 % o del 30 %, en su caso, en función de que se reconozcan las mismas circunstancias que determinan los límites de ingresos, detalladas a continuación:

cuadro

h). Encontrarse la persona o unidad de convivencia en situación de emergencia habitacional acreditada mediante un informe de los Servicios Sociales Municipales de la entidad local, como resultado de la detección de una situación de especial vulnerabilidad económica o exclusión social que determine la conveniencia o necesidad de intervención pública.

La situación de especial vulnerabilidad o exclusión social se entenderá provocada por:

h.1. La imposibilidad económica de hacer frente a la renta de alquiler pactada en el contrato de arrendamiento por la situación económica del solicitante de la ayuda, aun cuando se encuentre inmerso en procedimiento de desahucio de la vivienda habitual por falta de pago de la renta de alquiler.

h.2. Por la imposibilidad de acceso a una vivienda en arrendamiento por falta de recursos económicos y, debido a dicha circunstancia, no se puede formalizar un contrato de arrendamiento. En este supuesto, la parte solicitante estará excluida del requisito exigido en la base Segunda, punto 1, apartado b, en el momento de presentación de la solicitud.

A efectos de lo dispuesto en las presentes bases para la obtención de las ayudas, se considera unidad de convivencia el conjunto de personas que están empadronadas en una misma vivienda, existan o no lazos familiares entre ellas.

Quedan excluidas de las ayudas reguladas en las presentes bases las personas o unidades de convivencia solicitantes, que hayan obtenido alguna solución habitacional por parte de alguna entidad local o haya sido adjudicataria de una vivienda del parque público de la Generalitat.

Excepción cumplimiento de determinados requisitos

Podrán ser beneficiarias de las ayudas, dadas las circunstancias de especial necesidad a las que se destina la ayuda, las personas o unidades de convivencia, aunque se encuentren en los siguiente casos:

1. Tener deudas en período ejecutivo de cualquier ingreso de derecho público de la Comunitat Valenciana.

2. No hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias o frente a la seguridad social impuestas por las disposiciones vigentes.

3. Haber solicitado la declaración de concurso voluntario, haber sido declarada insolvente en cualquier procedimiento, hallarse declarada en concurso, salvo que en ste haya adquirido la eficacia un convenio, estar sujeta a intervención judicial o haber sido inhabilitada conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, sin que haya concluido el período de inhabilitación fijado en la sentencia de calificación del concurso.

Ayudas Alquiler Comunidad Valenciana

Tags:

One Response to Los inquilinos en situación de emergencia de la Comunidad Valenciana pueden pedir sus ayudas al alquiler

  1. Valencia dice:

    Gracias por la información super completa sobre nuestra ciudad de Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>