Especialistas en pisos en alquiler

El periodo de carencia en el alquiler de una vivienda

Periodo de carencia en viviendas de alquiler

noviembre 25, 2014 • La Comunidad

Imaginemos que hemos encontrado un piso que encaja con lo que estábamos buscando: está en el barrio que queremos, tiene una superficie adecuada, tiene los muebles justos y es bastante luminoso. Ahora bien, las paredes no están del todo limpias, habría algunos enchufes que arreglar y se podrían hacer algunas pequeñas mejoras más, que el propietario no parece estar dispuesto a hacer. En ese caso, podemos pedir un periodo de carencia, que ahora te explicaremos en qué consiste.

¿Qué es el periodo de carencia?

Carencia significa dejar de pagar el alquiler durante un periodo así llamado. Este concepto, en el contexto del arrendamiento de viviendas, suele tener como finalidad que el inquilino pueda realizar algunas reformas o mejoras en el piso, que correrán a su cargo y que no podrá reclamar al propietario en caso de marcharse de la vivienda.

El periodo de carencia nos permite entrar en la vivienda sin pagar

No pagar durante el periodo de carencia

Esta frase es muy jugosa, lo sabemos. Pero vale la pena tener en cuenta algunos matices. Por un lado, ningún inquilino puede entrar en la vivienda antes de firmar el contrato, o por lo menos no sería prudente para el propietario. Por tanto, es necesario que antes de entrar en el inmueble y empezar a contabilizar ese periodo en el que el inquilino no pagará, se haya firmado el contrato.

El periodo de carencia debe figurar en el contrato

Seguimos ampliando el punto anterior, y diremos que los términos del periodo de carencia tienen que estar perfectamente definidos en el contrato de arrendamiento. Nos referimos a su duración exacta, a las reformas o mejoras que se llevarán a cabo, y a quién corresponderá cubrir los costes económicos de dichas mejoras.

No se puede rescindir un contrato durante el periodo de carencia

romper_contrato

El periodo de carencia ya forma parte de la duración del contrato

O, mejor dicho, no se puede rescindir sin tener que pagar la debida penalización al propietario. El periodo de carencia ya está dentro del periodo oficial de contrato, por tanto hasta pasados 6 meses desde la fecha de la firma en el contrato, no es posible abandonar la vivienda sin indemnizar al casero (a no ser que se negocie lo contrario y se explicite por escrito).

Entregar las llaves para que los inquilinos hagan reformas es peligroso

llaves

Solo se deben entregar las llaves si el contrato del piso ya está firmado

Ahondamos en este punto ya que muchos pleitos entre propietarios e inquilinos derivan de haber dejado las llaves a los inquilinos para que hagan mejoras, antes de haber firmado el contrato. Las llaves únicamente deben entregarse una vez firmado el contrato, de esta forma evitamos la tentación de cualquier fraude, y tanto inquilino como propietarios están obligados a cumplir los términos del contrato de alquiler.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>