Especialistas en pisos en alquiler

Por un impago de luz en un alquiler de renta antigua

Por un impago de luz en un alquiler de renta antigua

marzo 31, 2014 • El Alquiler en los Tribunales

Hechos: Un inquilino en alquiler de renta antigua (1976) deja de pagar los recibos de energía eléctrica y la compañía le corta el suministro y retira el contador.


Al solicitar el restablecimiento del servicio le comunicaron que la vivienda carecía de la preceptiva instalación I.C.P., por lo que no se podía instalar el contador y que no podía instalar el ICP por cuanto previamente debían efectuarse una serie de trabajos de actualización de la instalación eléctrica.

El inquilino presenta demanda judicial contra el casero solicitando se le condene a efectuar la adaptación de la instalación eléctrica de la vivienda arrendada a la normativa vigente para que pueda instalarse el contador de electricidad, incluyendo la preceptiva instalación del ICP, así como a tramitar el aumento de potencia, alegando que la vivienda, al no disponer de suministro eléctrico, carece de las condiciones necesarias de habitabilidad y que deben ser asumidas por la propiedad al amparo de lo dispuesto en el artículo 107 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964
Tanto el Juzgado de 1ª Instancia como la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca (s. 7/03/2014) desestiman la demanda condenando en costas al inquilino por considerar que:

Aunque el inquilino basa su acción frente al arrendador tendente a obtener las reparaciones necesarias en la vivienda arrendada para que mantenga sus condiciones de habitabilidad en lo dispuesto en el artículo 107 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964 , que establece esa obligación a cargo del arrendador, sin embargo, en el artículo 111 se establece que serán a cargo del arrendatario las reparaciones que tengan su origen en un daño causado por negligencia o dolo que le sea atribuible.

Tal y como refleja la compañía eléctrica en la contestación al oficio remitido por el Juzgado, la retirada del contador se produjo por impago, causa imputable al arrendatario, que, como se ha reconocido, se hacía cargo del abono de la factura de electricidad.

Ni se ha acreditado cuál fue la razón que motivó dicho impago, ni la misma será, en todo caso, atribuible a la propiedad.
En modo alguno se ha justificado que en el caso de que no se hubiera retirado el contador por la falta de pago del suministro, hubiera sido necesaria esa completa nueva instalación que ahora se precisa, con independencia de la necesidad de instalar un Interruptor de Control de Potencia cuya falta no determina la pérdida del suministro ni la retirada de contador.

Al derivarse la necesidad de nueva instalación de la propia actuación del arrendatario, no le es exigible al arrendador la realización de las obras que se reclaman.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,21€ por minuto desde teléfono fijo y 1,57 € por minuto desde móvil)

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>