Especialistas en pisos en alquiler

La ruta alternativa de pintxos por Bilbao

Bilbao, como todo Euskadi, es conocida por su gastronomía

junio 26, 2014 • Ciudades y Barrios

Bilbao, como todo Euskadi, es conocida por su gastronomía. Grandes platos y cocinas, con sus chefs experimentados, que hacen las delicias de cualquiera que se acerque a degustar sus creaciones.

Una parte importante, cómo no, son los pinchos (o pintxos, siguiendo la idiosincrasia propia). Mucho se ha hablado y escrito sobre ellos. Muchas recomendaciones más o menos públicas. Un gran ejemplo es el artículo dedicado a este tema por el bilbaíno Álex de la Iglesia en la revista Rolling Stone que podéis consultar aquí.

Incluso desde mi propio blog, FeelingBilbao, recomendaba hace tiempo alguno de los templos de estas delicias que resultan imprescindibles de visitar.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, estas rutas recomendadas se restringen al Casco Viejo de la ciudad. Pero claro, Bilbao no es sólo su parte vieja, Bilbao es mucho más. Y sus bares de pintxos también. Por eso hoy, estrenándome como colaboradora de este blog, quiero hacer una recomendación diferente: la ruta alternativa de pintxos por Bilbao, o, para ser más exactos, la ruta de pintxos por Indautxu, para reivindicar, además, el protagonismo de este maravilloso barrio del centro de la ciudad.

Bilbao, como todo Euskadi, es conocida por su gastronomía

Bilbao, como todo Euskadi, es conocida por su gastronomía

Chapter 1. Las ‘Pozas’ de Bilbao

Todos los que conozcan algo de Bilbao, conocerán la zona llamada ‘Pozas’. Un área delimitada por varias manzanas de la calle Licenciado Poza (sin “s”) y sus aledaños, que pueden incluir la calle Doctor Areilza, Particular de Indautxu, Maestro García Rivero, etc. Es la zona en donde se celebran los grandes momentos deportivos del Athletic de Bilbao, por su cercanía al campo de San Mamés y su concentración de bares en donde hacer lo que más les gusta a los bilbaínos, alternar alrededor de alguna bebida y comida.

En este pequeño universo, encontramos verdaderos tesoros de los pintxos. Empecemos, por ejemplo, por El Huevo Frito, el bar que puso de moda esos pequeños platos sobre pan que portan un huevo frito de codorniz acompañado de mil y una exquisiteces diferentes. Algo digno de visitar. Ubicado, además, en una corta calle (Maestro García Rivero), plagada de diferentes propuestas de este estilo.

Cerca de esta primera parada, en la Plaza de Campuzano, además del mítico Maracay con sus pintxos de jamón, encontramos el bar Estoril. Un bar con solera, que no goza de la moderna decoración que caracteriza a la mayoría de bares abiertos en la última era, pero tiene la experiencia suficiente para proponer unos pintxos deliciosos, como el de txangurro. Para chuparse los dedos.

Volviendo a la calle Licenciado Poza, uno de los de más reciente creación es el Brass, un gran local con cuidada decoración natural e interesantes propuestas de bocado. A poco distancia, avanzando hacia San Mamés, encontramos el New Or Konpon. Este último es una reinterpretación de un clásico ubicado antes allí mismo, con grandes pintxos de autor ideados por estudiantes de cocina. Pequeñas delicatesen en formato mini.

Chapter 2. Joserra y sus pintxos de tortilla de bacalao

En el siguiente cruce de calles, merece una parada la calle Indautxu, conocida por la mayoría de bilbaínos por su antiguo nombre, Particular de Indautxu. En este pequeño callejón peatonal, el mítico Joserra con sus pintxos de tortilla de bacalao o sus champis, acompaña a los mucho más vanguardistas bares abiertos, algunos, como el Gaztandegi dedicado íntegramente al queso, que abre sus segunda ‘sucursal’ aquí, a pesar de la proximidad con el primero. Muy cerca de la entrada de la calle, la Bodeguilla, sigue intacta conservando su aspecto antiguo, de Bilbao de toda la vida. En ella, además de diferentes bocadillos, podemos degustar unas de-li-cio-sas anchoas. Y cuando en Bilbao hablamos de anchoas, no se trata de lo que en la mayoría de provincias se interpreta. Sí, es el mismo pez, pero aquí no se degusta en salazón, sino al natural y albardada, o rebozada para que se entienda. Y, si puede ser, acompañada de pimientos verdes. ¡Impresionantes!

Seguimos por la calle central de nuestra ruta, por la zona de Pozas. Y allí, no se puede pasar por alto el gran Sotera. Una barra repleta a rebosar de diferentes propuestas de pintxos de todos los estilos. No se puede dejar de visitar esta barra que hace la boca agua.

Más adelante, sin perder de vista el campo de fútbol que guía nuestra ruta, podemos encontrar el Mugi, un reformado local que tiene unas propuestas más que interesantes. Una de sus delicias es un foie sobre manzana, regado con un pequeño rastro de vinagre de frambuesa.

Y como no puedo, ni quiero detenerme en cada uno de los bares que pueblan la zona, voy a terminar la ruta en un bar que delimita el extremo de este área, en la esquina que forman las calles Licenciado Poza con María Díaz de Haro, el gran Huevo Berria, digno hermano pequeño del primero citado en este post, el Huevo Frito, pero que por su trayectoria y sus elaboradísimos pintxos de autor, merece una mención en este repertorio. Rulos de quesos y jamón con hojaldres de lo más diversos, mini-hamburguesas a las que no les falta un detalle pero, a la vez, caben en un puño y mil y una sorpresas más, os esperan en este agradable local, decorado con preciosas fotos y detalles del Athletic, pero, a la vez, sin perder su ambiente moderno y cuidado.

Podría extenderme mucho más por esta o por muchas otras zonas de Bilbao para proponeros degustar nuestras delicias, pero, ¿no he logrado ya despertar vuestra curiosidad? Pues dejémoslo aquí, de momento …

Maider de FeelingBilbao
www.feelingbilbao.com

FeelingBilbao

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>