Especialistas en pisos en alquiler

El tráfico, la industria y la calefacción de las ciudades nos enferma

El tráfico, la industria y la calefacción de las ciudades nos enferma

mayo 19, 2014 • Ciudades y Barrios

Somos una inmensa mayoría los que vivimos en ciudades, de alquiler o en nuestra casa, y no nos damos cuenta, pero el aire que respiramos nos enferma. La mayoría de las ciudades del mundo sufren un exceso de contaminación producida por el tráfico, la industria y las calefacciones, que afecta gravemente a la salud.

Uno de cada ocho fallecimientos en el mundo se debe a la exposición al aire sucio

Recientes estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que casi en el 90% de las urbes en las que se han recogido datos (1.600 en 91 países) se supera los niveles recomendados de partículas en suspensión. Uno de cada ocho fallecimientos en el mundo se debe a la exposición al aire sucio.

Y la situación sigue empeorando y aumentado el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, coronarias, cáncer y otras patologías: en los países de crecimiento económico rápido (los emergentes) se ha incrementado la contaminación y en los industrializados, los datos no mejorar como venían haciéndolo en los últimos 20 ó 30 años.

La OMS asegura que sólo en el 12% de las ciudades se respira aire limpio mientras que en el resto se sobrepasa la media anual de 20 microgramos por metro cúbico de partículas PM10 (diámetro inferior a 10 micras). Las dos ciudades más contaminadas están en Pakistán: Peshawar y Rawalpindi, con 540 y 448 microgramos, respectivamente. En la vecina India se localiza la mitad de las 20 urbes con peor calidad del aire: Nueva Delhi tiene 286.

Contaminación en las ciudades - Fuente: El País

Contaminación en las ciudades – Fuente: El País


Chapter 1. La Línea de la Concepción es la ciudad española más contaminada

En Europa se registran los niveles más bajos. En Bulgaria y Polonia se ronda los 60 microgramos mientras que en Copenhague (capital de Dinamarca) se baja hasta 12 y en Reikiavik (capital de Islandia) a 11. Las ciudades españolas se encuentran entre los puestos del final de la tabla: La Línea de la Concepción, con 33, es la más contaminada; Barcelona tiene 25 y Madrid, 22.

La mitad de la población de las ciudades analizadas se expone a niveles de contaminación dos veces y media superiores a los que marca la OMS, señala María Neira, directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de esta institución. Las causas principales son el empleo de combustibles fósiles, el transporte privado, la escasa eficiencia energética de los edificios (aislamiento, forma de calentarlos o enfriarlos) y el empleo de biomasa para cocinar y para la calefacción.

Chapter 2. Los coches diesel son los que más contaminan

Los expertos afirman que los vehículos a diesel son los que más contaminan y la propia OMS certificó hace un par de años que los humos del diesel causan cáncer de pulmón. La OMS ha recomendado reducir los límites de partículas PM2,5 (diámetro inferior a 2,5 micras), generadas por los carburantes fósiles, especialmente los vehículos diesel. Actualmente, el máximo establecido es de 10 microgramos por metro cúbico de media anual. Estas partículas llevan metales pesados y al ser tan finas, penetran con facilidad en las vías respiratorias: los estudios las relacionan con la mortalidad por causas cardiovasculares y respiratorias.

Trece de las ciudades con mayor concentración de este contaminante están en India; Nueva Delhi registra el mayor índice mundial: 153. La contaminación del aire es el quinto factor de muerte en este país y el Gobierno se está planteando introducir más autobuses de gas y energía solar para combatirlo. México, especialmente su capital, también padece continuamente este problema: un estudio de 2013 revela que cada año mueren en el país 14.000 personas por enfermedades relacionadas con la contaminación. Polonia y República Checa son los países europeos con peores datos: hay ciudades que superan los 30 ó 40 microgramos.

La OMS calcula que unos siete millones de muertes se pueden atribuir a la contaminación: 2,6 a la atmosférica y 4,3 a la que se produce dentro del hogar por cocinar con fuegos abiertos, estufas de carbón, leña o biomasa. Este organismo ha situado la contaminación ambiental en el nivel 1, el más alto, el de las sustancias sobre las que no cabe duda científica acerca de su relación con el cáncer.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>