Especialistas en pisos en alquiler

Un alquiler de vivienda que se paga por anualidades

agosto 1, 2013 • El Alquiler en los Tribunales

Pedro Hernández del Olmo, abogadoEl contrato de arrendamiento de la vivienda, fue suscrito, el 1 de junio de 2000, pactándose una duración de 10 años y una renta anual de 1.600.000.-ptas., hoy 9.616,19 €, pagadera por adelantado en los quince primeros días de cada anualidad contractual.

El arrendador interpuso la demanda de desahucio en fecha 15 de diciembre de 2011, manifestando que, “la parte demandada adeuda la renta del año actual, es decir, no ha realizado el pago acordado dentro de los quince primeros días del mes de junio del año 2011″

El Juzgado de 1ª Instancia desestima de demanda por considerar que la anualidad de renta en la que se fundamenta la acción de desahucio ejercitada se halla debidamente abonada, y que no ha resultado acreditado que el demandado se halle en adeudar renta o cantidad alguna derivada del arriendo.

Se recurre esta resolución por entender el casero que incumbe al demandado en un proceso de desahucio acreditar hallarse al corriente en el pago de la renta, y ha cometido un error el Juez que ha impuesto la carga de acreditar la falta de pago a la parte actora.

La AP de Palma de Mallorca sentencia de 3 de julio de 2013 desestima el recurso y confirma la sentencia anterior con costas:

A) No comparte el alegato de que ha sido invertida la carga de la prueba ya que la falta de prueba que se imputa a la parte actora va referida a la impugnación realizada de determinados documentos aportados por el demandado y sobre los que basa el pago de la renta, impugnación que ha resultado huérfana de sustento por lo que, el juzgador, valora tales documentos conforme a las reglas de la sana crítica, lo que le permite concluir que el demandado ha acreditado que no adeuda cantidad alguna a la actora.

B) No se ajusta a la realidad la manifestación del actor relativa a que ha resultado acreditado que el demandado adeuda las rentas anuales desde el 1 de enero de 2010, por lo que, añade, desde dicha fecha hasta la finalización del contrato: el 1 de junio de 2013, transcurren tres anualidades, resultando que el demandado únicamente acredita haber abonado dos, restando por abonar una anualidad.

Razonamiento que debe rechazarse a la vista del escrito de demanda y del hecho constitutivo de la pretensión actora: el impago de la renta correspondiente a la anualidad de 1 de junio de 2011 a 1 de junio de 2012, por lo que serían dos las anualidades adeudadas y no tres; ello se corresponde además con los documentos aportados a los autos y a los que se refiere la juzgadora en su resolución, respecto de los cuales debe señalarse que, la impugnación realizada en el acto del juicio por el actor, no tiene por objeto el pago reflejado en tales documentos -pagaré nominativo por importe de 9.616 €- sino la leyenda que obra al pie de la fotocopia de dicho pagaré relativa a la anualidad 2011/2012, impugnación que no puede prosperar al no acreditarse la manipulación o la confusión que se alega por la parte apelante como ya se ha dicho anteriormente, pero es que, además, dicho periodo concuerda correlativamente con el anterior recibo que obra al folio 67 relativo a la anualidad de 1 de junio de 2010 a 1 de junio de 2011.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,21€ por minuto desde teléfono fijo y 1,57 € por minuto desde móvil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>