Especialistas en pisos en alquiler

Desahuciado y condenado a pagar los gastos del juicio

Desahuciado y condenado a pagar los gastos del juicio

noviembre 6, 2013 • Desahucio, El Alquiler en los Tribunales, Noticias inmobiliarias

La condena en costas al inquilino desahuciado puede suponerle un quebranto económico inesperado, si confiaba que con entregar las llaves de la vivienda al recibir la demanda judicial quedaba todo zanjado.


La sentencia del Juzgado declara resuelto el contrato de arrendamiento de vivienda, condena al inquilino a pagar 2.537,23 euros más intereses legales desde la citación a juicio, imponiéndole además las costas causadas. Éste impugna la condena en costas por entender que no se opuso ni contestó a la demanda -se allanó-, y no se le puede atribuir mala fe ya que el casero no le efectuó ningún requerimiento ni acto de conciliación previo a la presentación de esta demanda

La Audiencia Provincial de Valladolid, sentencia de tres de Octubre de dos mil trece, desestima el recurso y confirma la condena en costas por considerar que se puede apreciar mala fe en el deudor demandado, cuando concurran otros datos y circunstancias que así lo pongan de manifiesto, como es el caso, de que el demandado haya incurrido en un incumplimiento objetivo y reiterado de obligaciones de pago que eran periódicas y de vencimiento, liquidez y exigibilidad sobradamente conocidas por él que es casualmente lo que aquí acontece pues se trata del impago de mensualidades de renta cuyo importe y periodo de abono ya estaba previamente establecido en el contrato de arrendamiento suscrito por ambas partes (meses anticipados en sus 5 primeros días), es decir, una obligación perfectamente determinada y conocida de antemano por el demandado de modo que para su debido cumplimiento y los efectos de una eventual morosidad, no resultaba necesaria ni trascendente la existencia de una previa intimación o reclamación por parte del acreedor.

Solo cabe pues atribuir el incumplimiento de la misma, a una prolongada conducta de inhibición y pasividad mantenida por el demandado que ha forzado al casero a promover este pleito, como único remedio para lograr la efectividad de su derecho y para luego de iniciado, aquietarse a sus pretensiones, comportamiento este que sin duda debe ser considerado de mala fe y que sobradamente justifica el que deba correr con las costas causadas.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,21€ por minuto desde teléfono fijo y 1,57 € por minuto desde móvil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>