Especialistas en pisos en alquiler

Una casera, un nieto y un alquiler de renta antigua

abril 2, 2013 • El Alquiler en los Tribunales

La AP de La Coruña (s. 30/01/2013) considera acreditada la necesidad de vivienda de un nieto de la casera para dar por terminado un alquiler de renta antigua, concertado en el mes de febrero de 1979 por contrato verbal, teniendo en cuenta las siguientes apreciaciones:

La causa de necesidad recogida en el art. 63.2 de la LAU1964 , no constituye un “numerus clausus”, sino que es el establecimiento de una serie de presunciones, dejando su apreciación para cada caso concreto al prudente arbitrio de los tribunales, puede por tanto darse una causa de necesidad sin concurrir ninguna de las presunciones del citado artículo.

Existe fraude de ley cuando, por medios en principio lícitos, se crea artificialmente la situación de necesidad, mediante la alteración de las circunstancias de hecho que hubiera debido ser tenidas en cuenta para apreciarla, con el efecto de la sustracción del supuesto a la norma aplicable.

El deseo de vida independiente puede constituir causa de necesidad siempre y cuando se aprecie que tal propósito es serio y no responde a la mera conveniencia, ya que no debe imponerse a una persona adulta, que puede disponer de una vida independiente, la prolongación de una convivencia familiar no deseada, salvo que concurran circunstancias especiales que evidencien claramente que se trata de una pretensión manifiestamente arbitraria o irracional, o que obedezca a propósitos fraudulentos que la ley no puede amparar.

El nieto de la demandante para el que se solicita la vivienda arrendada, habita junto con sus padres en la vivienda familiar; es mayor de edad; se encuentra trabajando, por lo que percibe un salario; no disponiendo de vivienda de su propiedad, de modo que en principio se podría entender justificada ya la causa de necesidad invocada.

Por tanto concurre la causa de necesidad alegada, al solicitar la arrendadora la vivienda ocupada por la demandada, para su nieto el cual es mayor de edad, siendo su deseo el vivir independiente y contando con recursos para hacer frente a los gastos que ello conlleva, lo que determina que no es un capricho y a nadie se le puede imponer una convivencia no deseada; siendo la vivienda de la demandada la única que la actora-arrendadora, posee en dicho inmueble (aparte del piso que ella ocupa).

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,21€ por minuto desde teléfono fijo y 1,57 € por minuto desde móvil)

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>