Especialistas en pisos en alquiler

¿Tiene derecho el inquilino a usar la piscina comunitaria?

septiembre 3, 2012 • El Alquiler en los Tribunales

Con alguna frecuencia se han producido en La Comunidad consultas acerca de si el inquilino de una vivienda tiene derecho a utilizar la piscina comunitaria, aunque termina el periodo veraniego, puede resultar conveniente fijar este concepto.

Es muy interesante el razonamiento a favor de ese uso que hace la sentencia de la AP de Madrid de veintisiete de enero de dos mil doce, revocando la del Juzgado:

El art. 2 de la LAU señala Se considera arrendamiento de vivienda aquel arrendamiento que recae sobre una edificación habitable cuyo destino primordial sea satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario. Las normas reguladoras del arrendamiento de vivienda se aplicarán también al mobiliario, los trasteros, las plazas de garaje y cualesquiera otras dependencias, espacios arrendados o servicios cedidos como accesorios de la finca por el mismo arrendador.

En tal sentido deben entenderse como incluidos con el arrendamiento principal de la vivienda los referidos anejos o accesorios, que deberán regirse por las mismas normas que las del arrendamiento de vivienda. En caso contrario no estaríamos ante un arrendamiento de vivienda sino ante un arrendamiento para uso distinto de la vivienda.

Desde el momento en el que el arrendatario demandante tomó posesión de la vivienda mediante la entrega de las llaves a la firma del contrato, debe entenderse que tomó también posesión de los anejos o accesorios a la vivienda tales como el trastero, la plaza de garaje y los espacios comunes en el que se haya ubicada la piscina, accesorios o anejos que no discuten las partes figuran en la inscripción registral.

Resulta plenamente acreditado el citado presupuesto de la previa posesión por parte del inquilino y como consecuencia, sin perjuicio de la obligación del arrendador de mantener al arrendatario en el goce pacifico del arrendamiento durante todo el tiempo del arrendamiento ( art. 1.554 , 3º del C.C .), el inquilino como poseedor también del trastero, y con derecho al uso de los espacios comunes, como la piscina, goza de la protección posesoria de los arts. 438 y 441 del C.C ., sin que a dicha posesión pueda afectar el hecho de que dicho inquilino hubiera consentido o permitido al propietario en algún momento que guardara en el trastero enseres de su propiedad, lo que sería un acto meramente tolerado que conforme al art. 444.(CC) no afecta a la posesión.
Por todo ello procede estimar el recurso y revocar la sentencia recurrida ordenando al demandado que cese de inmediato en las perturbaciones denunciadas, haga entrega al actor de las llaves del trastero, y finalmente del carnet correspondiente para el uso de la piscina.

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,21€ por minuto desde teléfono fijo y 1,57 € por minuto desde móvil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>