Especialistas en pisos en alquiler

¿Cómo puedo obligar a la gestoría del piso en alquiler a que certifique los desperfectos del piso?

junio 16, 2008 • Preguntas y respuestas sobre alquiler

Mónica hace la siguiente pregunta:

“Qué debo hacer para obligar a la gestoría que mande alguien que vea los desperfectos del piso por ser viejo, ya que el dueño vive en Suiza y cuando lo entregue me van a querer cobrar lo que yo no rompí.

Gracias!”


Respuesta
Lo mejor es no firmar el contrato hasta comprobar el estado de la finca y dejar constancia del mismo por escrito o en imágenes que se adjuntan al contrato. Si, como parece, no se ha hecho así, ya tienes un problema porque, salvo prueba en contrario, la ley presume que el arrendatario recibió la finca en buen estado. Por tanto, lo más rápidamente posible debes remediarlo requiriendo al arrendador o a su apoderado, el firmante del contrato, mediante un burofax con certificación de contenido, para hacer aquello que no se hizo y que te he explicado al principio, aprovechando ese mismo requerimiento de manera que ya queden descritos todos los daños que tú hayas advertido.

Si no recibes respuesta satisfactoria, tendrás en ese documento un principio de prueba a tu favor, pero si quieres que la prueba sea completa te convendría levantar un acta notarial donde quede expresado el resultado del reconocimiento visual del notario, acompañando toda la documentación gráfica o pericial que consideres necesaria.

Sin embargo, de tus palabras “desperfectos del piso por ser viejo” puedo suponer que se trata del deterioro producido por el envejecimiento natural de los materiales, como por ejemplo tuberías corroídas, paredes agrietadas o vigas apolilladas, o por el uso normal de las cosas, como suelos o sanitarios desgastados por el roce durante tantos años. De estos desperfectos no debes preocuparte porque, si no existieran, sería el arrendador quien tendría que probarlo.

Así pues, tus preocupaciones deben centrarse en aquello visiblemente “roto” por un mal uso, pero debes saber que, sin perjuicio de los pasos que te he aconsejado, tu tranquilidad no será completa hasta tener una prueba de que esa “rotura” ya se había producido cuando tomaste posesión de la finca. Si no puedes probarlo, quizá te convenga jugar con mano izquierda para conseguir que la arrendadora reconozca que el daño es anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>