Especialistas en pisos en alquiler

El control del precio del alquiler de pisos en Alemania, a juicio

Berlin en Alemania

febrero 20, 2018 • Destacados, Noticias inmobiliarias

Berlín fue la primera ciudad alemana en aplicar la ley de control de precios de alquiler y ahora es justo allí donde se duda sobre su constitucionalidad. Aquí tienes toda la info.

El 1 de junio de 2015 entró en vigor en Alemania la ley Mietpreisbremse, una ley que limita el precio del alquiler para los nuevos contratos suscritos en zonas con un mercado inmobiliario ‘tenso’. Los pisos de nueva construcción puestos en alquiler por primera vez después del 1 de octubre de 2014 y los rehabilitados quedan fuera de esta normativa.

Berlín fue la primera ciudad alemana en aplicar la normativa y también el escenario de una demanda que tiene como protagonista a la ley del control del precio del alquiler de pisos. La Audiencia de Berlín ha puesto en cuestión su constitucionalidad tras una demanda entre casero e inquilino y ha preguntado al Tribunal Constitucional Federal cómo de legal es esta ley.

La Audiencia de Berlín entiende que hace diferencias entre los ciudadanos dependiendo de dónde vivan y eso rompe el principio de igualdad de la Constitución. El Constitucional debe responder ahora.

Alquileres en Berlin

La trayectoria de Berlín en medidas para controlar el precio del alquiler de sus viviendas tiene raíces profundas, de unos 100 años. Fue en 1920 cuando se planteó el primer impuesto especial que generase vivienda asequible, dos años más tarde ya estaba funcionando.

Ahora se trabaja con un índice de referencia de precios implantado en 1993 que se actualiza cada dos años. La última vez que se actualizó fue este mismo año y sirve para regular el mercado libre de alquiler.

Este índice determina una precio recomendado por metro cuadrado teniendo en cuenta la superficie de la vivienda, su estado (con tres grades de mejor a peor) y la antigüedad del edificio. Pero este índice no es único en Berlín, lo usan dos centenares de ciudades alemanas.

El índice no es vinculante, es decir, los caseros pueden seguirlo o no, pero los jueces lo tienen en cuenta cuando un inquilino denuncia un incremento abusivo por parte de su casero.

El código civil alemán considera que incrementar el precio del alquiler más de un 50% es usura y veta que un contrato supere el 20% del precio medio de la zona.

Share

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>