Especialistas en pisos en alquiler

Tras esperar durante 7 años recibe su piso en alquiler social con okupas

Bilbao

junio 19, 2018 • Ayudas Alquiler, Destacados, Noticias inmobiliarias

Nerea tuvo que esperar 7 años para recibir su piso de alquiler social, pero venía con sorpresa: tenía okupa dentro. Esta es su historia.

Nerea Varela se inscribió en el Servicio Vasco de Vivienda en 2011. Este año la llamaron para comunicarle que finalmente le habían adjudicado un piso, pero había un problema “parecía que se habían metido okupas dentro” … Esta es su historia.

La joven bilbaina de 31 años compagina estudios y trabajo y cuando le llamaron del Gobierno vasco dos años después de haber pedido vivienda para que escogiese entre compra o alquiler, optó por lo segundo. “Dadas mis circunstancias y el contexto en el que estábamos, con una tasa de paro juvenil de casi el 40%, decidí apuntarme al alquiler”, afirma Nerea a El Correo.

Pasaron los años y no sabía nada de Etxebide hasta que en 2016 le invitaron a que participase en el sorteo de una promoción de 88 viviendas que se adjudicaron el pasado mes de julio entre 5.015 personas.

Ella quedó en la lista de espera pero una de las personas a las que le había tocado renunció y Nerea consiguió su piso. Tras siete años esperando, el 23 de octubre aceptó el piso 5 del segundo piso del número 3 de la calle Ortutxueta. Fui llena de júbilo al Gobierno vasco, porque ya había perdido cualquier esperanza».

Según explica Nerea, “la funcionaria me dijo que contactarían conmigo en el plazo máximo de un mes. Con la precariedad que existe en el empleo juvenil, era mi única oportunidad para emanciparme. El panorama en Bilbao, una de las ciudades más caras para vivir y con un alquiler medio de 800 euros, está imposible”.

Pasó un mes y Nerea no sabía nada, solo le decían que la entrega se estaba demorando. Finalmente le dijeron que “parecía que se habían metido okupas dentro”

“Desconcertada, y después de esperar un tiempo, acudí a Alokabide, desde donde me mandaron al Gobierno vasco. Allí fui dos o tres veces a hablar con la persona que me alertó por teléfono, pero no me recibió. Durante semanas me presenté, llamé e insistí. Y cuando conseguí transmitirle mi indignación por la injusticia que se estaba cometiendo conmigo, me dijo que bastante suerte había tenido», denuncia. «Ahora, han pasado ya casi ocho meses y no puedo vivir en el piso que me tocó porque hay okupas dentro», se lamenta. La «única solución que me ofrecieron fue renunciar, pero perdería esta oportunidad. Y a saber si me vuelve a tocar otro piso», relata.

Desalojo y multa

Según explica El Correo, el juez ya ha ordenado el desalojo y ha condenado a una multa al okupa pero él ha apelado. El Gobierno ha conseguido la ejecución provisional de la sentencia y deberá abandonar la vivienda. Pero aún pasará algún tiempo hasta que Nerea pueda entrar en su casa.

Este es el tercer caso de okupas en propiedades del Gobierno vasco en Bizkaia.

Share

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>