Especialistas en pisos en alquiler

Sí, es posible ahorrar en tu factura de la luz

reducir potencia luz

febrero 9, 2017 • Destacados, En casa

¿Se puede ahorrar en la factura de la luz? Sí, es posible. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), se puede ahorrar entre 60 y 300 euros en el consumo de la luz. Aquí tienes todos los detalles.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), se puede ahorrar entre 60 y 300 euros en el consumo de la luz. La forma más sencilla e inmediata de ahorrar en la factura de la luz es optar por la discriminación horaria, tanto si se tiene tarifa regulada como si se está en el mercado libre. Así lo estima la OCU que afirma que los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle (el más barato), así que bastaría con concentrar un 30% del consumo de la luz en ese horario para empezar a ahorrar.

Y si, ahorrar en nuestra factura de la luz es posible, ¿cuáles son nuestras opciones? Ahí van algunas …

Optar por la discriminación horaria

reloj

La OCU informa que cambiar a la tarifa con discriminación horaria tiene un coste de 11 euros y el usuario ahorraría como mínimo 70 euros al año sin modificar sus hábitos de consumo. El ahorro puede ser aún mayor si concentra su consumo durante las horas valle.

Reducir la potencia contratada

bombillas

Otra opción apuntada por la OCU es reducir la potencia contratada para obtener un ahorro adicional de unos 60 euros al año por cada kW que lo reduzca.

Coge tu último recibo de la luz y fíjate en la potencia que tienes contratada. Verás que siempre pagas por el consumo que hayas hecho (término de energía) y un fijo por la potencia contratada (término de potencia). La potencia la pagas siempre, tengas o no encendida la luz. Por eso, debes contratar sólo la potencia que necesitas, nada más.

¿Cómo saber qué potencia necesitas? Lo normal es contratar 3,3 kw teniendo en cuenta que usas unos 100 w en iluminación y gastas otros 3.000 en electrodomésticos (lavadora, ordenador, tele, nevera …). Por ejemplo, en una casa con la luz encendida, la lavadora en marcha (unos 2.000 w) y un consumo de otros 1.000 w en electrodomésticos estaría utilizando una potencia de 3,1 kw. Así que se podría contratar 3,3 kw.

Y para afinar más, puedes hacer la cuenta de cuánta electricidad consume tu casa. Así:

1.- Suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia.
2.- Añade a la suma anterior un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
3.- Divide el total por 3 porque no todos los aparatos tienen que funcionar a la vez (Factor de Simultaneidad).

La cantidad que te salga debe ser siempre mayor que el electrodoméstico de máxima potencia pues, de lo contrario, no podrías utilizarlo. Así sabrás mejor qué potencia necesitas. Si tienes contratada una potencia superior puedes pedir una bajada a tu compañía, pero ten en cuenta que las compañías eléctricas pueden negarse a hacer más de un cambio de potencia al año por lo que debes ser prudente al pedir la bajada y también saber que deberás pagar por eso. Y ojo, calcula bien, porque si ajustas demasiado a la baja puede que te salten los plomos cuando tengas todos los aparatos de la casa encendidos.

Cambiar de tarifa

bombillas con ideas

Casi la mitad de los consumidores sigue teniendo la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), una tarifa que está regulada por el Ministerio de Energía, el resto está en el mercado libre. Antes de pensar en cambiar de tarifa, hay que comprobar si estás en el mercado libre o tienes una tarifa PVPC porque muchos consumidores creen que tienen PVPC pero en realidad están en el mercado libre. Así que lo primero que debes hacer es coger tu última factura de luz y mirar qué tarifa tienes contratada.

OCU ha comparado el ahorro que ha supuesto tener contratada la tarifa PVPC frente a las mejores ofertas del mercado. Durante 2014 y 2015 sí que había ofertas en el mercado libre que mejoraban la tarifa PVPC, pero desde 2015 hasta ahora, el PVPC ha permitido ahorros adicionales sobre las mejores ofertas en el mercado libre.

No obstante, la volatilidad del PVPC, con periodos de subidas de precios fortísimas como las que estamos viviendo últimamente, hace que quizá ahora sea un buen momento para mirar otras alternativas que ofrezcan una factura más estable.

Hay hogares especialmente sensibles a las tarifas PVPC como son aquellos hogares que se calientan con calefacción eléctrica y que concentran su consumo en esta época ya que no podrán compensarlo con hipotéticas bajadas del precio en los próximos meses. Por ejemplo, un hogar con acumuladores y un consumo de 1500 kWh (de ellos 1350 en horario valle por los acumuladores) y 9.2 kW de potencia pagará en enero una factura de 229 euros. Un año antes ese mismo hogar para idéntico consumo tuvo una factura de 151 euros. Un incremento de un 52%. OCU recomienda a estos hogares buscar tarifas alternativas en el mercado fijo para evitar el elevado riesgo que sufren.

Si buscas nuevas tarifas en el mercado libre debes ir con cuidado porque hay enormes diferencias de precios en las tarifas. Normalmente, las tarifas ligadas a la facturación online son las más económicas.

Las recomendaciones de la OCU para conseguir una tarifa que te ahorre dinero son:

1. Optar por tarifas cuyas condiciones no sean revisables al menos durante un año.
2. Descartar las que incluyan servicios adicionales no deseados, como por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago.
3. Optar siempre por discriminación horaria.
4. Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si se puede.

Con estos principios en mente, puedes usar comparadores de energía (luz y gas) para ver qué tarifa te conviene más dependiendo de tus condiciones particulares. Te dejo aquí el comparador de la OCU aquí y el de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Usar LED

Bombilla LED

La iluminación de una casa chupa el 16% de lo que nos gastamos en energía según la Guía Práctica de la Energía publicada por el IDAE. Así que merece la pena echarle un vistazo a las bombillas que usamos para ver cómo podemos ajustar su gasto.

Casi todo el mundo se ha pasado ya a las bombillas de bajo consumo, hay un 83% de penetración en los hogares pero, si lo vemos en términos absolutos, siguen habiendo más bombillas convencionales. Así, mientras la media de bombillas de bajo consumo por hogar suma 7, la media de bombillas convencionales suma 8,3.

Las bombillas de bajo consumo funcionan igual que las tradicionales pero usan entre un 50% y un 80% menos energía y duran más (eso compensa su precio). Lo malo es que cuando ya no sirven se deben entregar en puntos especiales para su reciclaje porque tienen un gas con una pequeña porción de mercurio que las convierte en un residuo peligroso.

Por eso, lo mejor de lo mejor para la iluminación de tu casa son las bombillas LED. Son las más eficientes y menos contaminantes. ¿Inconveniente? Su precio, quizá por eso sólo hay un 1% de penetración en los hogares españoles, pero merece la pena invertir en LED: duran más, son más ecológicas y ahorran el máximo de luz.

Una casa de 50 m2 con 12 puntos de luz gasta unos 20,74€ en tener esas bombillas encendidas durante 8 horas al día. Si fueran LED, el gasto descendería hasta los 1,42 euros. ¿Se puede ahorrar en luz si tienes LED? Sí. Fíjate cuánto:

ahorro luz con LED

Invertir en electrodomésticos eficientes

electrodomésticos

El 62% del consumo eléctrico de un hogar en España se va en los electrodomésticos, según el IDAE. Invierte en ellos si quieres consumir menos luz. Compra los más eficientes porque merecerá la pena a largo plazo.

¿Cómo identificar a los electrodomésticos eficientes? Por su etiqueta. Informa sobre el consumo de energía y agua del electrodoméstico y sus prestaciones. Todos los electrodomésticos deben tener su etiqueta porque es obligatoria. Hay siete niveles identificados por colores y letras. La más eficiente es la A+++ verde fuerte y la menos la D roja.

Si puedes invierte en el electrodoméstico más eficiente porque ahorrarás euros a largo plazo.

Una nevera A+++ te ahorrará unos 670€ a lo largo de su vida útil (unos 15 años) frente a un frigorífico A. Y si hablamos de lavadoras, la Agencia Andaluza de la Energía nos recuerda que una lavadora clase A+++ puede consumir casi la mitad de energía que una de clase D. Esto supone, a lo largo de la vida útil del aparato, evitar la emisión a la atmósfera de más de media tonelada de CO2 y un ahorro de más de 500 euros en la factura eléctrica. Además, se ahorraría el consumo de más de 35.000 litros de agua.

Hay, además, electrodomésticos que deberíamos apagar siempre cuando los nos usamos para reducir su consumo eléctrico en Stand By. El ‘consumo fantasma’ del Stand By suma el 10,7% de nuestra factura eléctrica según el IDAE, así que mejor apagar la tele, el ordenador, la cafetera, el microondas … cuando no los usemos.

Share

Tags:

4 Responses to Sí, es posible ahorrar en tu factura de la luz

  1. Enrique González dice:

    Buenas tardes me gustaría saber si es más cara la potencia trifasica que la monofasica y si hay que cambiar el contador que coste tiene.gracias.

  2. CAmino dice:

    Muy interesante la comparativa y sugerencias para ahorrar electricidad. Muchas gracias me ha ayudado mucho, sobre todo lo de los distintos tipos de tarifas, no tenía ni idea.
    Seguir así.
    Camino

  3. FRANCISCO MORENO MEDINA dice:

    Excelente articulo!!!!
    Muchas gracias.-

  4. Míriam Solé dice:

    He llamado a la compañía de luz pare solicitar la modalidad de discriminación horaria. Me han contestado que no lo pueden hacer si no aumento mi potencia de 8,8 a 10Kw . ¿Esto es correcto? ¿es legal? Además tampoco me pueden rebajar la potencia sino cambio el boletín ya que dicen que es un contador que tiene más de 20 años y hacerlo tiene un coste bastante elevado.

    ¿Pueden aclararme todo esto por favor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>