Especialistas en pisos en alquiler

Renta 2016 para Caseros: ¿Cómo te afecta alquilar tu piso en tu declaración del IRPF?

Casero preparando papeles para alquiler en Renta 2016

abril 6, 2017 • Alquiler y Hacienda, Destacados, Noticias inmobiliarias

¿Estás preparando tu declaración de la Renta 2016 y eres casero? Acuérdate de declarar lo que ganas por el alquiler de tu vivienda, si no lo haces lo más probable es que Hacienda te descubra y te saldrá caro. Fíjate en todo lo que te explico abajo.

De entrada hay que subrayar que los alquileres percibidos en un arrendamiento de vivienda constituyen un elemento importante a consignar en la Declaración del IRPF correspondiente al ejercicio 2016, puesto que son rendimientos íntegros procedentes de la titularidad de bienes inmuebles rústicos y urbanos o de derechos reales que recaigan sobre ellos, todos los que se deriven del arrendamiento o de la constitución o cesión de derechos o facultades de uso o disfrute sobre aquéllos, cualquiera que sea su denominación o naturaleza. (Art. 22. 1 Ley IRPF).

El contribuyente de este impuesto debe declarar estos rendimientos cuando sea el titular de los inmuebles que los produzcan.

En los supuestos de condominio, cada copropietario declarará la parte correspondiente a su cuota en la propiedad.

En el caso de que exista un usufructo, corresponde al usufructuario la declaración de los alquileres percibidos, mientras que al nudo propietario no le afecta ese alquiler.

Los bienes inmuebles a disposición del titular, es decir, no arrendados ni cedidos a terceros o aquellos que se dediquen al arrendamiento como actividad económica no generan rendimientos de capital inmobiliario.

En el primer caso se da lugar a la aplicación del régimen especial de imputación de rentas inmobiliarias, con la excepción de la vivienda habitual del contribuyente, los solares sin edificar y los inmuebles de naturaleza rústica.

En el segundo supuesto, los alquileres percibidos tributarán en IRPF como rendimiento de actividades económicas, se entiende que existe actividad económica de arrendamiento cuando se utilice para ello una persona empleada a tiempo total. IMPORTANTE: Ha desaparecido el requisito de contar con un local para el ejercicio de esta actividad.

Alquileres:
A efectos fiscales son las cantidades que por todos los conceptos deba satisfacer el arrendatario o subarrendatario de tales inmuebles.

Subarriendo de vivienda: Las cantidades percibidas en concepto de subarriendo se consideran rendimientos de capital mobiliario.

Indemnización por resolución de contrato: Las cantidades que perciba el inquilino como indemnización por resolución anticipada del contrato no constituyen gasto deducible y tributan para el inquilino en IRPF como ganancia patrimonial.

Rendimiento neto: El contribuyente tributará en IRPF por el rendimiento neto de los alquileres percibidos, es decir por la diferencia entre el importe de los alquileres y los gastos deducibles.

Qué gastos se pueden deducir

Gastos deducibles: Son todos los gastos necesarios para la obtención de los alquileres. Se consideran incluidos, entre otros, los siguientes:

a) Intereses y demás gastos de financiación: Si existe un préstamo para pagar la vivienda, se deducirán los intereses del mismo, no la amortización de capital.

En este punto puede revestir especial interés el asunto tan en el candelero de la nulidad de las cláusulas suelo, si el arrendador se ha deducido como gasto intereses que ahora le son devueltos por el banco, deberá adecuar su declaración a la realidad de los intereses pagados.

Los intereses que, por la aplicación de cláusulas suelo, hubieran sido satisfechos por el contribuyente en 2016 y respecto a los que, antes de finalizar el plazo de presentación de autoliquidación del IRPF por dicho ejercicio (30 de junio de 2017), se alcance el acuerdo de devolución de su importe con la entidad financiera o como consecuencia de una sentencia judicial o un laudo arbitral, no podrán deducirse como gasto.

b) Gastos de conservación y reparación: Por ejemplo, pintura, revocado, arreglo de instalaciones, sustitución de elementos. No son deducibles por este concepto las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de los bienes.

El importe total de los gastos deducidos por los anteriores conceptos no podrá exceder de los ingresos declarados.

c) Tributos y recargos no estatales, así como las tasas y recargos estatales: IBI, las tasas por limpieza, recogida de basuras, alumbrado, etc. No se podrán deducir conceptos fiscales sancionadores.

d) Saldos de dudoso cobro. Importe de alquileres devengados y no percibidos, cuyo dudoso cobro quede justificado.

e) Otros gastos deducibles: Primas de seguro, servicios personales o profesionales, etc. siempre que cumplan el requisito de ser necesarios.

e) Amortización del inmueble y las instalaciones y enseres que se alquilan con él, siempre que sean susceptibles de utilización por un período de tiempo superior a un año.

Qué reducciones se pueden aplicar

Reducciones en el alquiler de vivienda: Siempre que se trate de la vivienda del inquilino el arrendador podrá practicar sobre el rendimiento neto positivo una reducción del 60% cualquiera que sea la edad del inquilino. Ha desaparecido la reducción del 100% para inquilinos menores de 30 años.

Una vez practicada la reducción del 60% se puede aplicar la reducción del 30% del rendimiento neto resultante en los siguientes supuestos:

a) Rendimientos netos cuyo período de generación sea superior a dos años, siempre que se imputen a un único periodo impositivo.

b) Rendimientos netos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo (traspasos, indemnizaciones o cesión de derechos).

Novedad: El arrendador de un inmueble susceptible de ser utilizado como vivienda puede aplicar la reducción sobre el rendimiento neto derivado de dicho arrendamiento cuando, siendo el arrendatario una persona jurídica, queda acreditado que el inmueble se destina a la vivienda de determinadas personas físicas (Res. TEAC 8/09/2016).

Rendimiento mínimo en caso de parentesco: Cuando el arrendatario o subarrendatario del bien inmueble sea el cónyuge o un pariente del contribuyente, incluidos los afines, hasta el tercer grado inclusive, el rendimiento neto total computable no podrá ser inferior a la cuantía que resultaría de la aplicación del régimen especial de imputación de rentas inmobiliarias al inmueble o derecho real de que se trate.

Imputación temporal: Como regla general los alquileres deberán declararse en el periodo impositivo en que debieron pagarse sea cual sea el momento de su efectiva percepción.

Por qué te conviene declarar tu alquiler

Es muy desaconsejable omitir en la declaración de la RENTA los alquileres obtenidos por el arrendamiento de vivienda, puesto que:

1.- Hacienda se enterará

La Agencia Tributaria puede detectar con facilidad la existencia de ese alquiler no declarado, en cuanto el inquilino haga constar esa vivienda como su domicilio fiscal.

2.- No podrás beneficiarte de la reducción del 60%

En tal caso no se permitirá al contribuyente descubierto por la AEAT beneficiarse de la reducción fiscal del 60% del rendimiento neto, como ha quedado expuesto antes.

3.- Hacienda será la que decida

La Agencia Tributaria podrá imputar el importe de ese alquiler a precio de mercado, si no se le exhibe el contrato que lo regula.

4.- Te multarán

La Agencia Tributaria impondrá una sanción de, al menos, el 50% de las cantidades no ingresadas, además de los intereses de demora.

¿Dudas? ¡Pregunta en nuestra Comunidad!

Share

Tags:

One Response to Renta 2016 para Caseros: ¿Cómo te afecta alquilar tu piso en tu declaración del IRPF?

  1. Maite dice:

    Hola,
    Tengo una vivienda alquilada a una familia que la utiliza como primera vivienda. Entiendo que una vez calculado el beneficio neto puedo deducirme un 60% de éste. Mi duda es si el sistema de renta web aplica directamente esta deducción o si tengo que indicar la cantidad ya reducida en el 60% yo misma en la casilla correspondiente. Otra duda que tengo es en relación a la amortización del inmueble. Según he leído sería de un 3% sobre el valor más alto entre el de compra y el valor catastral. Pagué muy alta la vivienda, con lo que será el primero, pero en este caso, apenas tendré beneficio neto, ¿Es esto correcto?
    Muchas gracias por su respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>