Especialistas en pisos en alquiler

Cómo evitar problemas en un alquiler compartido

jóvenes en alquiler compartido

marzo 2, 2016 • Destacados, Vivir de alquiler

El alquiler compartido entre estudiantes y jóvenes profesionales es una opción cada vez más extendida en las grandes ciudades, pero, ¿cómo debe concretarse para que funcione bien? Aquí doy unas ideas.

Consideración inicial: Los problemas de un alquiler compartido, es decir aquél en que hay varios inquilinos que no forman familia, son distintos e incluso contradictorios, por una parte si se mira desde el punto de vista del casero o del inquilino, por otra si se trata de un arrendamiento de vivienda o no.

1.- Cuando se va a alquilar un piso entre varios amigos, ¿cómo se debe hacer el contrato de alquiler?

a) Para el casero convendrá reforzar la responsabilidad de todos exigiendo un contrato solidario.

Conviene subrayar que en Derecho responsabilidad solidaria significa que el acreedor puede reclamar a cada uno la totalidad de la deuda de la que responden solidariamente, como en este caso puede ser el alquiler.

b) Para los inquilinos convendrá “dejar la puerta abierta” para que cada una pueda marcharse cuando le convenga.

Ello significa que el contrato debe contener un procedimiento ágil y eficaz para que el inquilino que lo desee pueda dar por terminado su contrato en cualquier momento, sin coste añadido.

Si el contrato es para vivienda temporal

Ejemplo: para unos estudiantes que sólo lo quieren alquilar durante el curso académico.

a) Para el casero, conforme a lo anteriormente dicho bastará con que se asegure la solvencia de uno de los inquilinos.

b) Para los inquilinos no hay nada especial que exigir si se ha pactado ese procedimiento de sustitución de inquilinos para caso de problemas de convivencia.

Si el contrato es para vivienda habitual

Ejemplo: si es para unos amigos que trabajan en la misma ciudad y quieren compartir piso.

a) El casero, teniendo en cuenta que cada inquilino puede ejercer su facultad de desistir a los seis meses, debe asegurarse de que todos y cada uno de los inquilinos tiene la solvencia, propia o avalada, para sufragar la totalidad de los gastos de ese alquiler.

El procedimiento para ello será exigir un aval, bancario o de persona de reconocida solvencia, que cubra solidariamente a todos los inquilinos y que tenga la misma duración que el contrato y sus posibles prórrogas.

b) Los inquilinos, por el contrario, deben exigir, para el frecuente supuesto de fracaso de la convivencia que se pacte en contrato el antedicho procedimiento de sustitución de inquilinos.

inquilina en piso en alquiler compartido

Si se deben incluir a los padres como avalistas en un contrato, ¿cómo debe hacerse?

En este supuesto es claramente contradictoria la posición del casero y la de los inquilinos, tanto si se trata de alquiler de vivienda o de temporada.

a) Para el casero es conveniente que cada avalista lo sea de todos los inquilinos, durante toda la vigencia del contrato y cubriendo solidariamente todas y cada una de las obligaciones contractuales de esos inquilinos, alquileres, desperfectos y consumos.

b) Para los inquilinos el avalista solo debe avalar a cada uno exclusivamente y mientras ese avalado conserve su condición de inquilino.

Si uno de los compañeros deja el piso, ¿cómo se arreglan los papeles?

Para evitar problemas posteriores es más que conveniente que esa “baja” , se documente mediante un finiquito de contrato en el que firmen tanto el casero como los inquilinos que permanecen en la vivienda, como el que se marcha.

Y cuando llega un nuevo compañero al piso, ¿cómo se le añade al contrato?

Si el procedimiento de sustitución antedicho se ha pactado adecuadamente, el propio contrato contendrá cómo hay que redactar ese anexo al contrato para incorporar al nuevo inquilino, dicho anexo también debe ser firmado por el nuevo inquilino, por el casero y por los inquilinos que habitan esa vivienda.

habitación en alquiler compartido

¿Cómo se comparten responsabilidades entre todos los compañeros del piso en alquiler?

a) Frente al casero, como ha quedado dicho, la responsabilidad es solidaria, es decir no es compartida.

Ello quiere decir que el casero puede exigir a cada inquilino la totalidad del alquiler y de cualquier otra responsabilidad económica, desperfectos, roturas etc.

b) Entre los inquilinos lo normal será repartir las responsabilidades, económicas y no económicas, a partes iguales.

Más adelante se ofrece el procedimiento para ese reparto.

¿Cuáles son los problemas más comunes que surgen cuando se comparte piso en alquiler y cómo solucionarlos?

a) Para el casero el problema más importante es que uno de los inquilinos decida hacer uso de su facultad de desistimiento a los seis meses, sobre todo si se trata de un alquiler de vivienda y ese inquilino es el más solvente y le deja con los que carecen de esa solvencia.

La solución puede ser cualquiera de éstas:

I.- Que cada avalista lo sea de todos los inquilinos, durante toda la vigencia del contrato y cubriendo solidariamente todas y cada una de las obligaciones contractuales de esos inquilinos, alquileres, desperfectos y consumos, previendo incluso el desistimiento de su avalado

II.- Un aval bancario que cubra solidariamente a todos los inquilinos y que tenga la misma duración que el contrato y sus posibles prórrogas.

III.- Prever en el contrato, que caso de desistimiento, el inquilino que desiste queda convertido en avalista personal y solidario de las obligaciones de los inquilinos que permanecen.

IV.- Pactar una cláusula en virtud de la cual el desistimiento unilateral de uno de los inquilinos permitirá al arrendador dar por terminado el contrato.

b) Para los inquilinos el problema principal y más frecuente de lo que se espera, es la ruptura de la convivencia, y los problemas de todo tipo que ello genera, la solución es doble:

I.- Pactar por escrito unos Estatutos o Reglas de convivencia que regulen lo más pormenorizadamente posible los derechos y obligaciones de cada uno de esos inquilinos.

II.- Constituir un fondo de reserva depositado en un banco que solo pueda ser utilizado con la firma mancomunada de dos inquilinos, la cuantía, financiación y supuestos de utilización deben estar previstos en los estatutos o reglas antes referenciados.

¿Dudas? ¡Pregunta en nuestra Comunidad!

Share

Tags:

3 Responses to Cómo evitar problemas en un alquiler compartido

  1. Aurora Susino dice:

    Buenas tardes.
    Mi pregunta es : Una persona ha alquilado un piso de dos habitaciones por un precio pactado y está cumpliendo con dicho pacto en todos los sentidos. Al cabo de un año vino una amiga para convivir con esta persona a causa de una enfermedad. A raíz de esto la casera quiere subir el precio del alquiler alegando que hay otra persona en el piso y usan las dos habitaciones.
    Es que no tiene un inquilino derecho a convivir con quien quiera? Incluso si esa persona decide colaborar con los gastos de alquiler y recibos?

  2. PHOLMO dice:

    Aurora: Habría que leer su contrato detenidamente para ver si puede convivir con vd esa persona. Su casera lo ha enfocado mal puesto que por ese motivo no puede incrementar unilateralmente el alquiler, sin embargo corre vd el riesgo de desahucio por subarriendo inconsentido, máxime si admite que esa persona está pagando parte del alquiler, en este mismo blog tengo tratado este asunto: http://blog.enalquiler.com/2011/guias-alquiler-pisos/cuidado-con-los-invitados-que-llevas-a-casa/
    Para ampliar más o aclarar esta información puede hacerlo al teléfono: 807 520 008 donde recibirá mi atención directa e inmediata (1,21 eur./min. Desde fijo; 1,57 eur./min. desde móvil)

  3. Anatere dice:

    Tengo un piso alquilado y quiero meter a otra persona dentro conmigo ero no tener problemas. Ví un comentario en elpais.com hace tiempo sobre que no se podía hacer salvo pacto con el dueño de la vivienda, pero no localizo ese documento de un abogado. No sé si pueden ayudarme a ver cúal es la mejor forma de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>