Especialistas en pisos en alquiler

Inquilinos deben pagar más de 3.500 euros a sus caseros por daños en el piso alquilado

abril 3, 2012 • El Alquiler en los Tribunales • Leído: 109

Es interesante la sentencia de la AP de Burgos (5/05/2012) que resuelve con gran pormenor una reclamación por daños en la vivienda alquilada al finalizar el arriendo.

HECHOS:
• Vivienda de nueva construcción (Final 2008)
• Alquilada de julio 2009 a abril de 2010
• Informe pericial de daños 9 días después de entrega de llaves.

Daños reclamados:

- Deterioro de muebles de cocina, lámpara de cocina y campana de extracción por efecto de fuego.
- Deterioro de sofá y silla de cuero con signos de haber sido mordido por algún animal.
- Deterioro de junquillos y jambas de las ventanas, 3 puertas, jambas y rodapiés.
- Falta de ventilación deteriorando los contornos de las ventanas por condensación.
- Deterioro del pavimento de madera por acumulación de líquidos, dejando manchas en profundidad.

Daños cuya reparación total se valora en 5.308,90€.
Se condena a los demandados/inquilinos a pagar la cantidad de 3.579,14€

MAZO LEGALRAZONAMIENTOS LEGALES:

La falta de indicación por la arrendadora de los defectos del inmueble en el burofax por el que notificaba la resolución del contrato no constituye acto propio que impida la reclamación de los defectos, no justifica que los daños no existieran, ni impide al actor reclamar después su reparación especialmente cuando los daños se constatan pericialmente escasos días después la devolución de las llaves a la propiedad.

En los daños reclamados se indican distintas causas: 1) daños por incendio y humo; 2) daños por animal doméstico y 3) daños por condensación.

Los primeros fueron reconocidos lisa y llanamente por la parte arrendataria.

La parte arrendataria reconoció en su escrito de contestación tener el perro. En todo caso la existencia de animal doméstico en la casa fue corroborada por el perito que emitió el informe quien constató no solo los arañazos y mordeduras, sino que incluso apreció el olor de animal.

En definitiva tanto los daños cuyo origen se sitúa pericialmente en la existencia de incendio como los que se indican causados por animal doméstico se consideran imputables a la parte arrendataria por lo que deben ser concedidos.

Los daños por humedades no se conceden porque nueve meses de duración de alquiler por más que no haya podido existir una ventilación adecuada del inmueble no justifica que deban atribuirse a la parte arrendataria estos daños cuya etiología además puede ser diversa (incluso imputable al propio material).

Pedro Hernández, abogado
Blog: http://www.pedrohernandezabogado.com/
Consultas legales: 807 520 008 (1,18 €/min. desde fijo; 1,53 €/min. desde móvil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>